Números

Nochixtlán en las barricadas

Luis Hernández

Han pasado más de dos años y ocho meses de la masacre de Nochixtlán. Las autoridades no han sido capaces de ofrecer un relato creíble de lo que sucedió ese día. Tampoco de hacer justicia y reparar el daño. Peor aún, se dedicaron a revictimizar a las víctimas. La sospechosa invisibilización de lo ocurrido en Nochixtlán no puede seguir. Urge conocer la verdad de lo sucedido, castigar a los responsables y reparar el daño. Urge que niños y afectados sanen. Como dicen las víctimas: “si el gobierno invirtió tanto para asesinarnos, que invierta ahora en curarnos”.

Artículo en línea:

Descargar PDF