Números

Reflexiones sobre las mujeres en la educación superior en el Ecuador. Las persistentes brechas de género

María M. Pessina

¿Por qué a pesar de que las mujeres constituyen la mayoría del estudiantado universitario sus docentes siguen siendo predominantemente hombres? La anterior es una de las interrogantes a resolver por las epistemologías feministas. Lo que se señala es que el conocimiento es impartido desde una mirada patriarcal, ya que las instituciones están sujetas a estructuras masculinas desde un quehacer intelectual dominante con características universales. Asimismo, persisten las diferencias salariales a pesar de que ambos, hombres y mujeres, realizan las mismas funciones en las instituciones educativas y tienen la misma formación académica. En el pasado, feministas han criticado la discriminación y desigualdad entre géneros; no obstante, estas diferencias se han consagrado gracias a una construcción cultural y no por las capacidades naturales diferenciadas entre los sexos. Por ello, se ha determinado, desde los procesos de la vida educativa de las mujeres, que ellas están destinadas a estudiar o a realizar actividades específicas, lo que también se debe a que desde una visión binaria a las mujeres se les ha relacionado más con espacios privados que públicos. Este escenario no es muy lejano a lo que sucede en Ecuador, donde a pesar de la feminización en la educación superior, siguen en espacios relegados dentro de la academia y afuera de ella.

Artículo en línea:

Descargar PDF