Números

Prospectiva de la agricultura en el desarrollo de México

Eduardo Pérez

Desde mediados de los años sesenta, el campo se convirtió en un sector cada vez más demandante de subsidios gubernamentales. Su papel como palanca del desarrollo industrial fue relevado primero por el petróleo y después por el sector exportador de manufacturas. No obstante, la coyuntura de crisis internacional en los países desarrollados y el aumento de la demanda en los grandes países emergentes lo colocan ahora como un sector generador de bienes y servicios de alta demanda y, por tanto, área rentable de interés de los inversionistas y del sistema financiero. Consecuentemente, el campo puede volver a jugar como un sector de ayuda a la economía y el desarrollo nacionales, en la oportunidad de precios elevados que le den rentabilidad por muchos años. Es menester reactivar al sector rural-agropecuario como parte del engranaje económico-productivo de la estrategia de crecimiento para reinsertar a México en la nueva etapa de desarrollo de la economía mundial.

Artículo en línea:

Descargar PDF